Logo Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Navarra
Centros
Colegiados
cabecera
17/12/2017 18:28h

INFORMACIÓN Y ATENCIÓN AL CIUDADANO | NOTICIAS

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia? Cómo identificarlos

27/11/2017
 
 
 
 
 
 
 
La fibromialgia es una condición crónica que se caracteriza por causar dolor en los tejidos blandos de todo el cuerpo. A diferencia de la artritis, son los tejidos alrededor de los huesos y las articulaciones los que están doloridos y no los huesos en sí mismos. La intensidad de estos dolores puede variar de una persona a otra y también de un día a otro en una misma persona. No es un dolor que esté definido ni localizado, por lo que suele identificarse como un dolor en todo el cuerpo sin razón aparente, aunque suele ser más intenso en los hombros, los pies y el cuello.
 
Las personas que suelen sufrir esta condición son las mujeres en edad adulta, aunque también puede afectar a hombres, ancianos e incluso a niños.
 
El agotamiento que produce este dolor constante hace que la calidad de vida de la persona afectada se vea disminuida, aunque no existe una razón concreta para dejar de trabajar o dejar de lado las tareas que deban realizarse. Esto hace que se genere un estado de estrés debido a la dificultad para llevar a cabo todas las responsabilidades.
 
Para identificar esta condición, debemos prestar atención a las señales que nos envía nuestro cuerpo e identificar el tipo de dolor que estamos sufriendo para saber si se trata de fibromialgia. Estos son los principales síntomas de la fibromialgia.

Rigidez en el cuerpo. Las personas con fibromialgia suelen experimentar una rigidez en todo el cuerpo que puede llegar a ser muy molesta en la vida diaria. Esta rigidez aparece especialmente por las mañanas o después de permanecer mucho tiempo sentado. Los cambios de temperatura o la humedad también pueden contribuir a que esta rigidez aumente y la sensación sea aún más molesta en las diferentes partes del cuerpo .

Dolor de cabeza y dolor de cara. Como resultado de la rigidez en los músculos del cuello, los dolores de cabeza y también de la cara son frecuentes en personas con fibromialgia. En algunos pacientes de fibromialgia, los dolores en el cuerpo y también en la cabeza y la cara pueden ir acompañados con algo que se conoce como disfunción de la articulación temporomandibular, lo cual afecta a las articulaciones de las mandíbulas. Esto solo se da en un tercio de las personas que sufren fibromialgia.

Trastornos del sueño. La sensación de cansancio y agotamiento constante de las personas con fibromialgia no se alivia durmiendo las horas recomendadas. Es habitual que estas personas se despierten cansadas a pesar de haber dormido ocho horas o más, ya que el sueño que suelen tener no es del toro reparador y es habitual que se vea interrumpido varias veces en la noche. La sensación durante el día es similar a la que tendrían si no hubieran dormido demasiado por la noche.
 
Trastornos cognoscitivos. No solo el cuerpo se ve afectado con la fibromialfgia. Estas personas también experimentan cambios en su memoria o en su concentración. La dificultad para concentrarse, la lentitud mental, la falta de memoria o la sensación de sentirse abrumada ante varias tareas o mucha información también es habitual cuando se sufre fibromialgia.

Colon irritable. La fubromialgia afecta también al aparato digestivo, haciendo que las personas que la sufren tengan problemas digestivos y experimenten los síntomas de lo que se conoce como síndrome del colon irritable. Esto les provoca dificultades para digerir algunos alimentos, además de dolor abdominal y diarrea o estreñimiento en algunos casos.
 
Necesidad de orinar constantemente. Este síntomas puede confundirse con la infección de orina, ya que esto también provoca la necesidad de acudir al baño cada poco tiempo. En cambio, en el caso de la fibromialgia, esta necesidad de orinar constanemente no se acompaña de ardor o dolor al orinar ni de molestias en el vientre. En algunos pacientes de fibromialgia, la pared de la vejiga se inflama causando mucho dolor. Cuando esto afecta a las mujeres, hace que las reglas se vuelvan más dolorosas.
 
Parestesia. Se le llama así a la sensación de entumecimiento y hormigueo en las manos o en los pies, un síntoma que suele aparecer con la fibromialgia. Este entumecimiento puede ir acompañado de ardor o picazón.
 
Desequilibrio. Cuando la fibromialgia afecta a los músculos esqueléticos de seguimiento de los ojos, puede aparecer una dificultad para el equilibrio en el paciente. También irá acompañada de problemas de foco o de confusión visual.
 
Depresión y ansiedad. En algunas ocasiones, los dolores derivados de la fibromialgia son diagnosticados como depresión o ansiedad, pensando que el paciente sufre dolores sintomáticos debido a su salud mental. Sin embargo, hay casos en los que estos dolores no están en la cabeza del paciente si no que son reales y deben ser tratados como tal. La desesperación por estos dolores constantes sin explicación pueden provocar la frustración y la ansiedad que desemboque en la depresión.
 
Estos son algunos de los principales síntomas de la fibromialgia que podemos experimentar al sufrir este trastorno crónico. Si los identificamos, debemos acudir al médico para que nos ayude a aliviarlos para tratar de vivir con ello lo mejor posible.