Zentro / Kolegiatuak Bilatzea

Lesioa aurkitu, tratatu eta utzi gorputza eragiten

Andrew Taylor Still

Informazioa eta hiritarrari arreta | Berriak < Itzuli

Cómo llevar a cabo el entrenamiento con cintas elásticas en cualquier espacio y evitando lesiones

6-12-2018

Es un método fácil y eficaz que se ha convertido en una herramienta indispensable en muchos gimnasios. "El entrenamiento con bandas es muy poco lesivo, aunque hay que tener cuidado con las posturas".

Las bandas elásticas nacieron inicialmente para rehabilitar y efectuar determinadas correcciones por parte de fisioterapeutas. Hoy en día sabemos que el tiempo es oro y, por tanto, las ocasiones de ir al gimnasio cada vez escasean más. Por este motivo cada vez son más comunes otros métodos que permiten ser desarrollados en cualquier sitio. Con este panorama están en auge las famosas bandas elásticas, muy económicas y que ocupan poco espacio.

El ejercicio con bandas elásticas apareció en los gimnasios hace varios años y consiste en un método fácil y eficaz para activar todos los músculos de nuestro cuerpo.

Este método fue utilizado inicialmente por fisioterapeutas para rehabilitar y efectuar determinadas correcciones. Tal fue su aceptación que ha llegado a implantarse en todos los gimnasios llegando incluso al conocido método Pilates, donde existe una gran variedad de ejercicios para fortalecer músculos con goma elástica. Las bandas elásticas son un fragmento de látex, largo y resistente, de una longitud aproximada de dos metros, aunque podemos encontrarlas más cortas o más largas. Suelen ser empleadas en ejercicios terapeúticos, es decir, rehabilitaciones para personas con problemas de espalda, con fracturas o esguinces de tobillos.

No vale cualquier banda

En primer lugar, se hace indispensable conocer cual es la resistencia que debe ofrecer la banda elástica para permitirnos realizar de manera adecuada los ejercicios. "Una banda floja para nuestro nivel físico significaría un trabajo mínimo de nuestros músculos, mientras que una banda demasiado resistente supondría que no pudiésemos realizar correctamente ciertos movimientos consiguiendo dos cosas, una, que no trabajemos el músculo de manera adecuada, y dos, que aumentemos las probabilidades de hacernos daño" aclaró Moreno. Por este motivo, "es necesario más de un tipo de banda para trabajar según que músculos". Es importante atender también a la posición de la columna vertebral. "Estemos sentados, tumbados o de pie, esta debe permanecer siempre colocada de forma correcta, evitando arqueamientos o posiciones forzadas que, o bien, favorezcan la realización del ejercicio restándole dificultad, o bien puedan producir algún daño".

Se recomienda realizar los ejercicios siempre mirando un espejo o ante algún compañero, puesto que de esta manera podremos corregir errores tanto de ejecución como posturales, aunque aclara que es durante los primeros entrenamientos, "conforme se acumule experiencia será menos necesario". "Cuando iniciemos el movimiento del ejercicio, la goma debe ofrecer resistencia desde el primer momento, de lo contrario se estará realizando un tramo en el cual el trabajo muscular será nulo".

La importancia de calentar

Los entrenadores personales recalcan que siempre es necesario calentar para evitar una lesión muscular; si el músculo se encuentra en la temperatura correcta se pueden evitar contracturas, tendinitis o cualquier fractura. Coinciden con los fisioterapeutas en que "el entrenamiento con bandas es muy poco lesivo, aunque hay que tener cuidado con las posturas y evitar posiciones en las que la espalda resulte dañada".

Se recomienda ejercitar todos los grupos musculares, las piernas enteras, incluyendo los gemelos, el cuádriceps y el femoral, el pecho, el hombro, el bíceps, el tríceps y la espalda. "Hay una gran variedad de ejercicios, de la misma forma que en un entrenamiento de pesas, jugamos con el peso a mover para realizar más o menos repeticiones y, de esta forma, trabajar distintas cualidades".

Estos entrenamientos pueden realizarse en cualquier parte, desde un parque hasta el salón de casa, también se practica en el gimnasio. Aunque hay un gran abanico de ejercicios con bandas recomendados, algunos son: remos con bandas para la espalda, contracción de bíceps, pájaros para hombros, laterales frontales y traseros para hacer las tres cabezas al hombro, aperturas para pecho, sentadillas para fortalecer el cuadriceps y el femoral, encogimientos para mejorar el trapecio. "También se podría utilizar para hacer flexiones, creando más resistencia y de esta forma haría que costasen más". Es muy recomendable para las personas mayores, ya que pueden realizarlo desde su casas sin correr ningún riesgo. Añade que si se trata de una persona que nunca ha realizado ejercicio: "estos entrenamientos favorecerían a ganar más masa muscular y obtener una mayor satisfacción consigo mismo".

© 2010 C.O.F.N.