Buscar Centros / Colegiados

Encuentra la lesión, trátala y deja que el organismo actúe

Andrew Taylor Still

Información y atención al ciudadano | Noticias < Volver

DIA MUNDIAL DE LA FISIOTERAPIA, CLAVE FRENTE A LA PANDEMIA MUNDIAL POR COVID-19

11-9-2020

Los tratamientos de fisioterapia demuestran poder paliar de manera costo-efectiva la recuperación del paciente con Covid-19
 
El Día Mundial de la Fisioterapia 2020 está enfocado en la rehabilitación posterior al COVID-19 y el papel de las/os fisioterapeutas que trabajan en equipos multidisciplinares para el tratamiento y manejo de las personas afectadas.
 
Haciendo referencia a los datos, según al Organización Mundial de la Salud y estudios de investigación, el 80% de las personas con COVID-19 confirmado presentan sintomatología de leve a moderada; un 13,8% presentan una enfermedad severa donde los problemas respiratorios se agudizan (disnea, baja la saturación de oxígeno, etc.), y un 6,1% serán pacientes críticos con fallo respiratorio, shock séptico, y/o fallo/disfunción multiorgánico. Además, entre los pacientes hospitalizados tres cuartas partes tendrán un ingreso hospitalario de larga duración (+/- 21 días), y sobre un 20% ingresarán en la unidad de cuidados intensivos (UCI), generalmente por un tiempo prolongado.
 
La Fisioterapia a lo largo de la historia ha demostrado un buen resultado costo-efectivo con actuaciones en prevención, tratamiento y gestión, para poder paliar las consecuencias de grandes retos sanitarios (como la epidemia de poliomielitis, secuelas de la intoxicación por aceite de colza, etc.) y su eficacia se ha traducido en la reducción de secuelas, estancias hospitalarias, bajas laborales, con su consecuente impacto positivo en costes económicos.
 
En esta situación que estamos viviendo el valor añadido que aporta la Fisioterapia lo distinguimos en cuatro etapas durante la enfermedad: el confinamiento inicial, el ingreso hospitalario, el ingreso en UCI y el alta hospitalaria. Su actuación se desarrolla dentro de un equipo multidisciplinar (médico especialista, enfermería, psicología…) donde cada profesional tiene sus grados de capacitación o especialización, con un objetivo único: la salud de las/os pacientes.
 
Las/os Fisioterapeutas de Navarra trabajan en el sector privado y público: consultas y centros de Fisioterapia, Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea y en otros servicios socio-sanitarios como son las residencias de la tercera edad. “Todos hemos actuado desde el inicio de la pandemia. En el periodo de confinamiento inicial atendimos a la población según lo estipulado (urgencias en las consultas privadas y también de forma telemática), siendo conscientes de los riesgos de la falta de actividad de la población y en especial de las personas mayores y los pacientes con comorbilidades (enfermedades adicionales cardio-respiratorias, diabetes, etc.). La prestación de fisioterapia estuvo fundamentalmebte orientada al ejercicio terapéutico adaptado a sus capacidades funcionales.“ declara Ana Jiménez , presidenta del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Navarra (COFN).
 
“La intervención fisioterápica en los pacientes hospitalizados se valora caso a caso, realizando tratamientos respiratorios, musculoesqueléticas y de motricidad.” añade.
 
Respecto a los pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI), que requieren ventilación y soporte vital, la fisioterapia tienen un rol importante en la asistencia al posicionamiento para optimizar la ventilación/perfusión, en la restauración de la función pulmonar y en la prevención y tratamiento de la debilidad muscular, demostrando que “nuestros tratamientos reducen la estancia del paciente en la UCI de media tres días, según los datos aportados por el equipo de Fisioterapia del Complejo Hospitalario de Navarra.” declara la presidenta.
 
Una vez dado de alta tras COVID-19, el paciente, según la evidencia científica, presenta alteraciones en la función pulmonar y en su capacidad funcional, neurológica y cognitiva. Aquí la Fisioterapia aporta técnicas para tratamientos de un costo-efectividad alto a nivel de recobrar la función pulmonar y capacidad funcional del sistema musculoesquelético donde destaca la fatiga muscular, que se recupera con un programa específico de ejercicio terapéutico y no con una actividad física al uso.
 
Es imprescindible un buen programa de recuperación tras sufrir COVID-19, en cualquiera de sus grados, como revelan importantes estudios científicos que verifican cuales son las secuelas:
  • A nivel respiratorio una disminución de la capacidad respiratoria para lo que se precisa recuperar la expansión pulmonar. El fisioterapeuta realizará una valoración y un plan de tratamiento y readaptación funcional para una activación de la musculatura inspiratoria y espiatoria que se consigue con técnicas de fisioterapia respiratoria.
  • Dolor musculoesquelético. Se realiza una valoración mediante test y pruebas funcionales para desarrollar un tratamiento individualizado con técnicas de terapia manual, física (laser, electroterapia, neuromodulación, etc.) y un programa de ejercicio terapéutico progresivo (que durará de 3 a 9 meses).
  • La fatiga muscular es uno de los síntomas estrella del paciente post COVID-19, donde la valoración fisioterápica junto a la evaluación médica es muy importante. Teniendo presentes las patologías concomitantes, se realiza un programa de ejercicio terapéutico individualizado basado en los patrones de movimiento funcional óptimos, con cargas que se suman en ciclos de corta duración y donde la intensidad progresa con la mejora de la fatiga muscular.
  • Alteraciones neurológicas de tipo motriz que aparecen en pacientes de edad más avanzada y que requieren de un tratamiento fisioterápico experto de neurología.
 
Podríamos decir que los mensajes clave para la ciudadanía, y población en general, son:
 
  1. Las personas que han padecido COVID-19 severo y moderado necesitan rehabilitación y fisioterapia para recuperarse de los efectos y tratamientos la enfermedad.
  2. Los fisioterapeutas, como expertos en movimiento, orientan a las personas en como el ejercicio terapéutico pude ayudar en su recuperación.
  3. El ejercicio terapéutico y posteriormente el ejercicio físico juegan un papel importante como parte de la recuperación de la persona que ha padecido COVID-19.
  4. El uso de la telemedicina puede ayudar a las personas a acceder al apoyo de un fisioterapeuta, quien os ayudará en el manejo del impacto de la COVID-19.
 
 
ALGUNOS DATOS EN NAVARRA
 
  • Desde el inicio de la pandemia hasta el 31 de junio se han tratado alrededor de 200 pacientes COVID-19 ingresados y se han realizado aproximadamente unas 3.000 sesiones de fisioterapia en Hospital de Navarra y Hospital Virgen del Camino.
  • En la atención al paciente COVID realizada en el hotel Iruña Park han participado 8 fisioterapeutas que trabajaban en turnos de mañana, tarde y fin de semana.
  • La intervención con estos pacientes ha sido intensiva:
  1. De manera precoz
  2. En turnos diarios
  3. Fin de semana
  • La cirugía del complejo fue asumida por la Clínica Ubarmin, sobre todo toda la traumatología aguda y no programada, aumentando el número de pacientes ingresados no COVID.
  • Los tratamientos urgentes y preferentes de RHB se derivaron a los centros de Conde Oliveto y Doctor San Martín.
  • Actualmente se están tratando de manera ambulatoria e individualizada a los pacientes post-Covid más afectados en el Hospital Virgen del Camino.
  • El equipo de fisioterapia está iniciando valoraciones fisioterapéuticas del paciente post-covid con afectación respiratoria y debilidad muscular para hacer tratamiento fisioterápico que durará un mes y medio orientado al entrenamiento muscular y respiratorio, encaminado a recuperar al máximo las capacidades funcionales del paciente.

Fuente: Diario de Navarra

 
© 2010 C.O.F.N.