Buscar Centros / Colegiados

Encuentra la lesión, trátala y deja que el organismo actúe

Andrew Taylor Still

Información y atención al ciudadano | Noticias < Volver

Consejos prácticos para pacientes con párkinson: el manejo de los problemas relacionados con los pies

12-3-2019

La fisioterapeuta británica Fiona Lindop, que pertenece a la organización Parkinson’s UK, responde a 7 preguntas sobre el manejo de los problemas relacionados con los pies en las personas afectadas por párkinson.

En un artículo publicado en la web de la organización Parkinson’s UK, una de las líderes en información sobre la enfermedad de Parkinson en el entorno anglosajón, la fisioterapeuta Fiona Lindop ofrece consejos prácticos para el manejo de los problemas relacionados con los pies más comunes entre los pacientes de párkinson.

A Lindop se le plantearon 7 preguntas sobre problemas comunes de los pies en las personas con párkinson y sus respuestas están cargadas de recomendaciones prácticas que todos podemos aprovechar. Vamos a conocerlas.

SI LAS PERSONAS TIENEN TEMBLORES O MOVIMIENTOS INVOLUNTARIOS (DISCINESIA), ¿CÓMO PUEDEN CUIDAR SUS PIES CON SEGURIDAD?

Si tiene temblores o movimientos involuntarios, puede ser útil evitar instrumentos afilados, como cortauñas o tijeras.

En su lugar, podría limarse las uñas de los pies semanalmente con una lima de uñas. También puede ser útil una lima ‘diamond deb’ [limas con recubrimiento de polvo de diamantes] porque es más fuerte y tiene una superficie más áspera.

¿QUÉ ES LA HINCHAZÓN Y QUÉ PUEDEN HACER LAS PERSONAS CON PÁRKINSON?

La hinchazón es un problema común para las personas con párkinson, particularmente para aquellas que tienen dificultades de movimiento.

Si no hace mucho ejercicio, se puede acumular líquido en los pies, los tobillos y la parte inferior de las piernas. Esto se conoce como “edema”. La hinchazón del tobillo también es un efecto secundario de algunos medicamentos para el párkinson.

La hinchazón puede empeorar durante el día y disminuir durante la noche. A veces esto se llama “edema postural” porque la gravedad causa la acumulación de líquido alrededor de los tobillos cuando uno se pone de pie.

Aunque la hinchazón suele ser leve, algunas personas describen una sensación de pesadez en sus piernas. También pueden tener dificultad para ponerse los zapatos porque se sienten más apretados de lo normal.

El uso de calzado que se pueda aflojar durante el día puede ayudar, pero es importante asegurarse de que los zapatos se mantengan firmes en los pies para evitar el riesgo de caerse.

Estar activo puede ayudar a reducir la hinchazón. Intente lo siguiente:

▪ Cuando se siente, ponga sus piernas en alto sobre un taburete y ejercite sus tobillos regularmente (por ejemplo, flexiónelos hacia arriba y hacia abajo).

▪ Acuéstese de tres a cuatro veces al día con las piernas ligeramente levantadas sobre una almohada para ayudar a reducir el exceso de líquido.

También te puede interesar leer: Problemas asociados al aparato digestivo en la enfermedad de Parkinson: frecuentes y molestos

¿CUÁL ES TU CONSEJO SOBRE EL CALZADO PARA LAS PERSONAS CON PÁRKINSON?

Asegúrese de que sus zapatos le queden bien, ya que los zapatos que no le quedan bien pueden dañar sus pies y aumentar el riesgo de tropezar o caerse.

Trate de elegir zapatos que tengan un tacón ancho y bajo y que se ajusten sobre la parte superior del pie cerca del tobillo. Los zapatos con cordones, velcro o una correa y hebilla tienen un mejor agarre en el pie.

Se deben evitar los zapatos con suela de cuero, ya que pueden aumentar el riesgo de tropiezos y caídas.

¿CÓMO PUEDE LA DISTONÍA DEL PIE AFECTAR A LAS PERSONAS CON PÁRKINSON?

La distonía es un trastorno del movimiento que causa contracciones en varios músculos. Los músculos se vuelven más tensos y más cortos de lo normal, lo que dificulta su estiramiento. Esto puede suceder en sus pies.

Una característica de la distonía del pie es la flexión de los dedos de los pies. Aquí es donde los dedos de los pies se acalambran y se doblan bajo el pie. También puede experimentar que su tobillo gire hacia adentro.

La distonía en sus pies puede estar relacionada con el período “off”, cuando su medicación ya no es tan efectiva para controlar sus síntomas. Hable con su médico para ver si ajustar la medicación puede ayudar.

¿CÓMO PUEDE UN PODÓLOGO O UN FISIOTERAPEUTA AYUDAR A LAS PERSONAS CON PARKINSON A CUIDAR SUS PIES?

Si tiene problemas con sus pies, puede visitar a un podólogo para que le aconseje. Los podólogos examinan todas las áreas del cuidado de los pies, incluyendo cómo debe trabajar el pie durante la caminata “normal” y los problemas causados por no caminar con un patrón típico.

Su podólogo puede entrenarle en estirar y ejercitar sus músculos para reducir los efectos de la rigidez en sus pies. También pueden mostrarle técnicas de masaje sencillas para mejorar su movimiento y circulación.

Los fisioterapeutas también pueden ayudarle. A menudo trabajan con podólogos en problemas de movilidad relacionados con los pies y para ayudar a prevenir caídas.

¿CUÁLES SON TUS MEJORES CONSEJOS SOBRE EL CALZADO PARA AQUELLOS QUE TIENEN PROBLEMAS CON LOS PIES PERO QUIEREN MOVERSE?

El ejercicio es especialmente bueno para las personas con párkinson. Cuando haga ejercicio, asegúrese de que su calzado le ajuste de forma segura y tenga una suela de apoyo.

Zapatos como los que se usan para entrenar le ayudarán, pero es importante elegir los adecuados para el ejercicio que va a hacer. Las buenas tiendas de deportes pueden ayudar con esto, así que vale la pena preguntar.

¿QUÉ EJERCICIO ES MEJOR SI ALGUIEN TIENE PROBLEMAS EN LOS PIES?

Es importante hacer ejercicios que sean adecuados para usted y para su enfermedad. Esto puede ser tan simple como ejercicios en silla o estiramientos musculares.

© 2010 C.O.F.N.